ESPECIALES

opinion

trump-mexicano

Por Eduardo Cruz (Lalo)

Ya se han mencionado muchas cosas referentes al nuevo presidente de los Estados Unidos; que es racista, misógino, vulgar… sin embargo, nadie ha tomado en cuenta que es un ejemplo en la política, una persona que realmente se preocupa por su país, y por su gente, —o al menos eso dice—.

Me explicaré; el Sr. Donald Trump ha dicho que primero están sus conciudadanos, que no le importan los migrantes y tiene razón, ¿por qué habrían de importarle, si ni a sus mismos gobernantes les interesan?

Cada año llegan a Estados Unidos miles de migrantes que huyen de sus países debido a la inseguridad, la falta de empleos u oportunidades para salir adelante. No tienen otra alternativa, que arriesgar su vida cruzando la frontera y establecerse en USA. Se considera que, tan solo el 58% de estos, son mexicanos.

Y cada año se fugan miles de millones de dólares hacia México y países de Centroamérica. Ese dinero es  norteamericano y debe quedarse donde pertenece. Dice Trump.

Sin embargo, esa entrada de capital por la frontera norte es la segunda captación de dinero más importante para nuestra economía, antes del turismo y después del petróleo, que es lo que realmente mueve a México.

Aunado a eso, entre las acciones del presidente electo Trump, se encuentra el asunto de regresar a E.U. las armadoras automotrices para que el dinero, los trabajos, se queden en su país.

Siempre he pensado que nuestro gobierno nos ha regenteado pero lindo: niega educación, empleos e infraestructura, y no queda de otra, para muchos de nuestros paisanos,  que irse de mojados para trabajar largas jornadas y así poder enviar dinero a sus familias en México. Dinero del que, el gobierno se queda un porcentaje. ¿Verdad que es un gran negocio?

Así que, si el mandatario estadounidense cierra la frontera, y nuestro país no recibe ese caudal de dinero, el gobierno tendrá que ponerse a trabajar en serio. Se verá obligado a fortalecer la industria y olvidarse del apoyo estadounidense para crecer económicamente.  Nosotros como ciudadanos, debemos, entre otras cosas, exigir que se cumplan las promesas de campaña que tanto utilizan en época de elecciones.

Quisiera que, nuestros funcionarios, diera facilidades y recompensas para abrir un negocio en México, aquí hay personas capaces e inteligentes que podrían lograr cosas increíbles si tan solo se les diera la oportunidad. Actualmente existen tantas trabas, delincuencia y corrupción que hacerlo es imposible.

Con suerte, tal vez, un día tengamos, no sólo un presidente, sino un grupo de diputados, senadores, servidores públicos en general, que sirvan al pueblo y no que se sirvan de él. Y como nación entendamos, que al trabajar por un futuro mejor, el presente mejorará por sí solo.

Así que, tener un Trump mexicano no es mala idea, el problema es encontrarlo.

imagen2

Sigue a Lalo <–Puchale ahí
Face Book <–Busca a Lalo en FB
Anuncios