VLAP

FALTA DE AMOR VS EXCESO DE AMISTAD

 

Febrero, mes en el que la sociedad festeja el amor y la amistad, pero en realidad, ¿qué es el amor?, ¿qué marca la diferencia entre el amor y la amistad?, ¿qué tipo de amor es el que se festeja?

¿El amor paternal y maternal? Ese que socialmente es incondicional, con el que teóricamente todos crecemos, el que te forma, pero también destruye parte de tu psique. ¿Festejamos ese amor?

¿Qué hay del amor a las mascotas?, ese ser indefenso y con libertad ante el cual podemos ser uno mismo, sin barreras, ni miedos, con el que no hay que cuidarse de caer bien o mal, que, aunque no tiene tú mismo lenguaje, puedes sin dificultad entender sus necesidades. Que no te provoca malestar, celos, ni temor a ser rechazado. Ese amor es digno de festejarse este 14 de febrero ¿o no?

¿O solo se trata del amor romántico? Ese en el que buscamos que otro humano sea el dueño de nuestro tiempo, de nuestros suspiros, de nuestros pensamientos, ese por el cual luchamos para complacer modelos, del cual tenemos un prototipo que el otro debe cumplir ya que de lo contrario no será digno de ser amado… ese amor, que tolera abusos, injusticias… ¿Eso es amor o es miedo a quedar solo?

Entonces ¿festejamos al amor o festejamos al miedo?

Y la amistad… bueno, ¿de ella que decimos?, ¿en verdad existe?, ¿alguien conoce la historia de una amistad infinita?, una en la que, los involucrados no hayan vivido separación por traición…

Todos hemos sido amigos, todos hemos tenido amigos… pero la amistad en sí, es circunstancial.

FELIZ DIA DEL AMOR Y LA AMISTAD…

ENERO

Crónica de

Un Amor NO Planeado

Te escuchaba llorar noches continuas, pero no sabía dónde estabas. Me angustiaba no verte y escuchar tu llanto, ese llanto desesperado y demandante. ¿Pedías amor?, ¿pedías comida?, ¿acaso un abrigo?, ¿tal vez agua? No lo supe. Pasaron 5 días sin ubicarte.

Hasta que… llego el día.

Paseando por la calle con rumbo definido, te escuche llorar muy cerca. Camine… un paso; no estabas. Otro paso; no estabas. Uno más… el llanto se acercaba… El último paso… ¡ahí estabas! con esos ojos brillantes de circunferencia perfecta, esa silueta tan definida, el color de tu pelo tan radiante como el sol… Nos vimos y “MATCH”… Te tome entre mis brazos. Tu llanto se detuvo, te lleve hacia mi rumbo. Sentía tu corazón latir, camine preocupada, no sabía qué hacer. Ya te había encontrado, pero no estaba segura de querer tenerte. Pensé en todo, en alimentarte, en educarte, en el tiempo de convivencia que necesitarías, en tu higiene, adaptar la casa para tu comodidad. Me quede pensando en el cambio de ideología que estabas provocando. Conforme avanzamos sentí tu calor, transmitías tranquilidad con los latidos de tu corazón, te mire de nuevo detenidamente, deslice mis manos sobre tu cara, toque tus orejas; estaban calientitas, toque tu nariz tan pequeña y fría… Camine de regreso a casa. Te acomodaste en mis brazos y dormiste unos minutos, te vi tan noble e indefenso. Sentía ese alivio de tenerte en mis brazos…

Llegamos a casa. Abriste tus ojotes, te aferraste a mis brazos, no querías soltarme. Estabas asustado. Te presente con mi familia y llegaron las preguntas:

«¿Qué vas a hacer con él?»

«¿Segura que lo puedes tener?»

Dude… nuevamente dude… era un gran cambio…

Mi respuesta solo era: —NO SE, NO LO SE, solo sé que ya está aquí y necesita comer, darse un baño, etc.

De inmediato ella se ofreció a bañarte. Te quiso tomar y tú, asustado e indefenso solo te apegabas más a mi cuerpo. Lloraste. Te dije —: NO PASA NADA, estarás bien. Te solté… ella te sujeto, solo me mirabas desesperado… supongo pensabas que te harían daño… te llevo entre sus brazos, y tú, con esos ojos llenos de ilusión me enamoraste…

Wow que guapo quedaste muy bañadito. Eres el güero más precioso que he visto en mi vida. Te alimentamos, te mostré la casa de mis papás. Todos te observaban, sigilosamente, tú recorrías cada parte de la casa, te acercabas a cada objeto, persona o mascota que veías…

Te  levante para llevarte a mi casa. Igual que en casa de mis padres la exploraste. Me recosté y fuiste sobre mi… poniendo tus manitas en mi hombro, dándome la mejor muestra de afecto que puede dar un gato. Ronroneaste…

Me arriesgue, lo decidí. Serias mío y estaríamos juntos hasta el final de nuestros días.

Hoy eres el sol más maravilloso, escuchar ese corazón latir tan cerca de mi oído… es mi sonido favorito, sentir tus patitas amasando mi hombro me gusta, tenerte trepado en mi hombro y escuchar tu ronroneo es lo que más disfruto…

TE AMO MISSI… GRACIAS POR EXISTIR.

Anuncios